Inicio Guia Compra / Venta BarcoMantener un barco ¿Cómo mantener su barco? El programa completo para un viaje que dura

¿Cómo mantener su barco? El programa completo para un viaje que dura

por admin
homme qui entretient son bateau

Ser el/la afortunado/a propietario/a de un barco a motor es sinónimo de descubrimientos, de aventura, de libertad, de relax… Pero todas estas ventajas que proporcionan un gran placer y muchas experiencias, conllevan también otro tanto de responsabilidades y una buena dosis de conocimientos para mantener su embarcación y tener una larga vida útil.

Asegurar la durabilidad de su embarcación y largos años disfrutando con total seguridad de la navegación de recreo requiere un mantenimiento metódico de algunas piezas imprescindibles. Por ello, desde el casco hasta la mecánica, nada debe dejarse al azar. La constancia, la regularidad y la precisión resultan clave, y por ello en nuestra guía final le proponemos una descripción detallada de todas las tareas que hay que realizar.

Planificación para mantener su barco :

  • El mantenimiento del casco
  • Todas las tareas que deben realizarse en el puente
  • El mantenimiento de las baterías, del/de los motor(es), cambios de aceite
  • El uso de productos indispensables, limpiezas, cambio de piezas y de filtros…

Mantener el casco de su barco

En la planificación de nuestra guía de mantenimiento nos centraremos en primer lugar en el mantenimiento del casco. Hay que prevenir, en particular, la aparición de la ósmosis realizando un cuidadoso mantenimiento de su embarcación de poliéster y aplicando incluso un tratamiento preventivo.

Para mantener un barco de poliéster hay que limpiar en primer lugar el casco con productos específicos, agua dulce y… mucho esfuerzo. Pero, al realizar el carenado, también hay que realizar con frecuencia tareas de renovación o de reparación para evitar un deterioro más importante. La aplicación de un gelcoat permitirá tapar las fisuras.

vision de près de l'osmose d'un bateau

Para renovar la pintura de la embarcación, una tarea necesaria tanto desde el punto de vista estético como técnico, habrá que diferenciar el trabajo en la obra viva (la parte sumergida del casco) del trabajo en la obra muerta. En el caso de la primera, deberá aplicar una pintura antifuling para impedir que las impurezas se adhieran al casco. Antes de nada, habrá que limpiar y renovar la superficie, y a continuación aplicar varias capas de pintura. En el caso de la obra muerta, habrá que pensar en renovar y pulir la superficie antes de aplicar una pintura marina o de poliuretano

El pulido de su embarcación le añadirá a su embarcación una capa de protección adicional, al tiempo que le aporta brillo. El producto se aplica con un paño y el pulido en sí se realiza con una lustradora eléctrica, que también servirá para aplicar en el casco una cera de acabado. Una alternativa económica a la pintura y al pulido consiste en aplicarle a la obra muerta una protección autoadhesiva denominada wrapping. Por lo general, este trabajo de precisión lo realiza un profesional.

Las tareas en el puente que no deben olvidarse a la hora de mantener su barco

El casco no es el único en estar a merced de los elementos, por lo que el mantener su barco requiere también cuidar del puente. La suciedad, en los puentes de las embarcaciones de poliéster se elimina con un limpiador universal vaporizado sobre las superficies en cuestión. Los puentes de las embarcaciones de teca, por su parte, deben limpiarse con una mezcla de agua y champú suave, a continuación tratarse con un producto especializado y eventualmente, con un aceite nutritivo o un sealer impermeabilizante. En el caso de un puente de madera brillante (y bien protegida), algunos optan por barnizar la teca, tarea que se realiza tras un lijado suave.

En lo referente a la renovación de los puentes de poliéster, puede ser necesario realizar un desengrasado –pulido– y el rellenado de las fisuras con un recubrimiento epoxi. Si se sigue la rutina de reparación paso a paso, sin olvidar el acabado con una laca bicomponente, el puente recupera fácilmente su brillo de fábrica.

Para realizar una limpieza a fondo no hay que olvidarse de las poco agradables bodegas. Esto puede requerir su achique o una limpieza de arriba a abajo. En la primera opción, el achique permite recoger los líquidos que no deben terminar en el fondeadero, y puede utilizarse una aspiradora de líquido y polvo. En la segunda opción habrá que deshacerse del aceite acumulado en el fondo de la bodega antes de realizar una limpieza completa con un producto especial para embarcaciones o un desengrasante de tipo detergente St. Marc.

pont d'un bateau

¿Cómo evitar los mohos y el óxido?

No solo los residuos del agua atacan la blancura deslumbrante de su embarcación de poliéster. Ésta debe protegerse y eventualmente liberarse del moho y del óxido.

Para evitar la aparición de mohos hay que eliminar la humedad de la embarcación. Para pasar el invierno, ésta debe estar perfectamente seca, preferentemente gracias a una exposición al sol antes de su almacenaje. Durante el invierno, la embarcación puede protegerse con una lona o un film que no obstruya la ventilación.

Existen otros medios que ofrecen una protección adicional contra la humedad, como los absorbedores de humedad y las perlas de gel de sílice. Si el moho ya se ha instalado puede eliminarse con un rascador y un producto antimoho, o con ácido oxálico, vinagre blanco, bórax… Lo esencial es dejar que se seque bien para que el problema no se repita.

En cuanto al óxido, hay que realizar un buen mantenimiento de los inox. Agua limpia y un paño de microfibra permiten realizar una limpieza a diario, mientras que en el caso de los inox. muy sucios, un producto líquido específico o una pasta de pulido actuarán más a fondo y eliminará los primeros signos de óxido. En caso de que este persista, los productos antióxido o el gel antióxido pasivante actúan prácticamente solos en unos segundos después de su aplicación sobre el inox. o el gelcoat en contacto con el inox.

rouille sur des chaînes

Mantener el motor y de la electrónica de su barco

Pasemos al mantenimiento del motor de la embarcación, ya que requiere una serie de tareas.

En el caso de un motor fueraborda, la turbina –cuya función consiste en impulsar el agua de mar para que enfríe el motor–, es una pieza que se deteriora y se cambia aprox. todos los años.

Para cambiar la turbina de un motor fueraborda hay que:

  • Desmontar la base de este
  • Cambiar el aceite
  • Aflojar la junta de salida para acceder a la bomba
  • Aprovechar esa operación para limar las muescas del árbol de transmisión antes de engrasarlo para instalar la turbina nueva

El cambio de aceite de un motor fueraborda también se realiza una vez al año / cada 100 horas. Este cambio se efectúa, en particular, una vez fluidificado el aceite con un motor encendido unos minutos en el agua, creando una corriente de aire en la apertura del tapón de nivel y dejando que el aceite caiga en un recipiente situado en la apertura del tapón de cambio de aceite. Luego hay que cambiar las juntas de los tapones y rellenar el motor por abajo inyectándole aceite con una bomba de llenado, hasta que desborde por arriba.

moteur hors bord d'un bateau

En el caso de un motor intraborda, , el circuito de refrigeración requiere un mantenimiento completo. En el sistema de agua dulce hay que cambiar el líquido refrigerante vaciándolo y añadiendo uno nuevo. En cuanto al sistema de agua de mar, cuando se prepare la embarcación para pasar el invierno, habrá que limpiarlo primero con agua dulce, desmontar la placa de entrada del filtro para comprobar el estado de la turbina y cambiarla si fuera necesario (puede basarse en una frecuencia de cambio de 500 horas de navegación).

Cada dos años, hay que comprobar el estado del intercambiador de calor controlando el funcionamiento del termostato y el estado de la válvula antisifón. Por norma general, hay que eliminar las acumulaciones y cristales de sal del circuito de refrigeración.

Para realizar el mantenimiento del filtro de aire del motor hay que:

  • Desmontarlo aflojando los tornillos que lo sujetan
  • Limpiar o cambiar la espuma en función de su estado
  • Eliminar el polvo de sus diferentes piezas (papel plisado, cajetín…)
  • Mientras se realizan estas operaciones hay que comprobar el estado de las juntas de estanqueidad

Para mantener la correa de distribución de la embarcación, hay que prever un cambio cada 2000 horas de uso. Hay que controlar la tensión de la correa. Ésta no debe tener más de 10 mm de elasticidad, ni tocar la garganta de la polea, sino que debe estar bien tensada y tocarla únicamente por los laterales.

Tanto en un motor fueraborda como intraborda, los ánodos que protegen de la corrosión provocada por la electrólisis del agua (que a su vez están sometidos a esta corrosión), deben limpiarse con un cepillo de metal y cambiarse cuando su nivel de desgaste alcance el 75 %. Un desgaste rápido puede indicar una fuga eléctrica.

El mantenimiento de la batería de la embarcación resulta indispensable para navegar de la manera más prudente posible. Velar por su correcto uso (y en particular por sus condiciones de conservación y de carga), así como por el de los cargadores de muelle, aumentará su vida útil e impedirá que se produzca cualquier avería súbita. La batería debe cargarse para pasar el invierno, pero no por encima del 60 % si es de litio. La batería debe desconectarse, engrasarse en los contactos y almacenarse en un lugar seco y frío.

No olvide preparar su embarcacion para el invierno con el fin de tenerla siempre a punto

La hibernación es LA tarea de final de temporada que contribuye a mantener su barco y a prepararla para la estación fría. Ésta exige controles, protección y cambios de piezas desgastadas.

El anticongelante, que reduce la temperatura a la que el agua se transforma en hielo, permite evitar los daños provocados por el frío. Añada este producto no tóxico y específico para embarcaciones en el motor, y un anticongelante de cañerías en aquellas zonas de la embarcación que estén en contacto con el agua. En el caso del motor, el anticongelante se inyecta tras haber eliminado la sal con un kit de hibernación. Con el motor en marcha, el agua evacuada se sustituye progresivamente por el producto.

bateau bâché dans un port

En el motor fueraborda la sal se elimina con orejeras de enjuagado fijadas en las tomas de aspiración. Su suciedad se elimina con un limpiador mezclado con combustible, y luego se le cambia el aceite. El filtro de aceite también se cambia. Este es el momento que suele escogerse para cambiar la turbina, cambiar el aceite de la base, revisar y cambiar eventualmente las bujías, y cambiar los ánodos.

En el caso del motor intraborda, se elimina la sal, se le añade anticongelante, y se vacía a escala del bloque, de los codos, de los colectores y de los intercambiadores. Luego se protege de la corrosión pulverizando un aceite. Esta es también una buena ocasión para cambiar las bujías, la turbina, los tornillos, las juntas, los ánodos… El aceite del motor y de la base se cambia. También se cambian los filtros de aceite y de gasolina, así como los separadores de agua. Se revisa el líquido de transmisión y las correas. Y el conjunto se enjuaga y seca. Las piezas móviles, los cardanes y el árbol de hélice se engrasan. También puede resultar oportuno aplicar una mano de pintura a la base.

Consulte todos nuestros anuncios de barcos nuevo y de ocasión en Band of Boats..

Articles liés